Comunicar es comunicar. Es la acción de decir algo, informar o trasmitir hechos, acciones y realidades. En el ejercicio profesional, hasta ahí estamos claros. Sin embargo, el mundo en que vivimos nos trae nuevos retos a los comunicadores. No es solo lo que decimos. Hoy por hoy, la imagen toma mayor relevancia.

Como comunicadores, en tiempos en que todo comunica y lo relevante no solo es lo que informas, si no cómo lo informas y cómo te ves cuando lo informas, debes tener claro ese término que está de moda, ‘marca personal’, elegirla y trabajarla bajo la sombrilla de tu esencia, valores y creencias. En pocas palabras, trasmitir autenticidad con elegancia.

Cada comunicador, sea profesional asalariado o independiente, tiene que trabajar su marca personal y, en esa elección o descubrimiento, estar consciente y claro de las huellas que quiere dejar con lo que hace.  Como comunicadores, estoy segura, que queremos dejar una, no hay duda.

Queremos dejar huella en la pareja que nos enamora, en los hijos e hijas, en los amigos, en las personas con las que nos relacionamos en el día a día y también en nuestro entorno profesional y laboral. Entonces, debemos entender que es, precisamente, la marca personal esa huella que dejamos en los demás.

No te equivoques, esto no es un trabajo de un día, de una asesoría, una lectura o taller de aprendizaje. Es un proceso continuo por el cual comunicamos quienes somos y qué valores podemos ofrecer al mundo. Puliendo día con día.

Y aquí, es importante no dejarse arrastrar por las corrientes, las olas y la moda. Ser auténticos y quitarnos el ‘chip’ de marionetas. No subirnos al tren de lo que está ‘in’ o en boga solo porque otros lo hacen. Mantenernos firmes en lo que somos y creemos. Eso es una marca personal sólida.

No importa si eres emprendedor, empresario pequeño o grande o lo que buscas un tu puesto de trabajo, si quieres crecer, tienes que saber quién eres y cómo presentarlo a los demás, puliéndote día a día.

Siempre hay algo nuevo que aprender. Nunca sabremos todo, en especial, por lo cambiante de este mundo. Por eso, como ENCUENTROS INTERACTIVOS, trabajamos para aportar desde el conocimiento, no importan si nos perciben como ‘reiterativos’. Trabajamos desde las premisas que el ‘conocimiento no pesa’ y ‘cada persona, sin importar su posición, nos aporta’.

Apostamos, en cada contenido, a mostrar diferentes versiones, y esta revista no es la excepción. Gracias a todos nuestros colaboradores que nos entregan sus miradas y comparten sus conocimientos sobre marca personal, de cómo dejar nuestra huella desde la mirada de la felicidad y la gratitud.

¿Cómo podemos conseguirlo? En estas páginas podrás tener un poquito de luz que luego debes profundizar porque es un trabajo permanente. Te adelanto, y es una creencia personal, que para mí ‘dejar huella, es pasar por este mundo dejando una herencia positiva, habiendo aportado algo desde mi propia esencia, mi perfume anímico y mi modo de ser.

Espero que disfruten de este contenido y sea de valor para cada uno de ustedes. Y compartan, porque compartir es pensar en los demás y ayudar a otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí