Las herramientas de IA pueden ayudarnos a hacer más eficiente los procesos creativos, la gestión de los contenidos e incluso el monitoreo de la reputación

El enorme ‘buzz’ (Social Buzz Monitor, la herramienta de Social Listening más completa del mercado) acumulado en torno a la Inteligencia Artificial (IA), en lo que va de año, no deja dudas de que se trata de la tecnología más popular del momento y las grandes empresas tecnológicas lo saben.

Por eso, la carrera por el desarrollo de los sistemas de IA más poderosos lleva un ritmo impresionante. Pero, más allá de lo que parece ser la moda actual, la verdad es que se trata de tecnología que lleva años, o décadas, en desarrollo y que ahora se pone al servicio de quienes hacemos de la comunicación nuestro oficio. Y es precisamente, en esta era digital actual, cuando la IA toma relevancia como una herramienta poderosa para potenciar las marcas personales, elevando nuestra productividad.

La capacidad de la IA para analizar datos, automatizar tareas y ofrecer ‘insights’ – percepción, entendimiento o conocimiento- valiosos ha transformado la manera en que las personas construyen y gestionan su imagen en línea. Sin embargo, es siempre importante tener presente que, a pesar de su eficiencia, si queremos tener una conexión real con nuestras audiencias la IA nunca debe reemplazar completamente nuestro toque humano y a nuestra intuición. Más bien, debe ser vista como una herramienta complementaria para mejorar y simplificar nuestros procesos.

Como sabemos, la marca personal abarca diversas áreas, como la presencia en redes sociales, el desarrollo de contenido, la gestión de la reputación en línea y la interacción con la audiencia. Y la IA puede ser aplicada en cada una de ellas para hacerlas más eficientes y efectivas.

En primer lugar, la IA puede ayudar a gestionar las redes sociales de una marca personal. Con algoritmos de aprendizaje automático, la IA puede analizar el comportamiento de la audiencia, identificar tendencias y sugerir el mejor momento para publicar contenido. Además, puede automatizar la programación de publicaciones, responder preguntas frecuentes y analizar el sentimiento de los comentarios recibidos, lo que permite una mayor
interacción con los seguidores en menos tiempo. En este campo entran herramientas como VistaSocial (https://vistasocial.com) o Buffer (https://buffer.com), ambas con un asistente de IA capaz de ofrecer ideas, adaptar posts para múltiples redes o incluso traducir contenidos.

Otra área en la que la IA puede marcar la diferencia es en el desarrollo de contenido. Con la capacidad de procesar grandes cantidades de datos, la IA puede ayudar a identificar temas relevantes y generar ideas creativas para publicaciones y artículos. Además, puede mejorar la calidad del contenido mediante la corrección gramatical y la detección de plagio, asegurando que la marca personal se presente siempre de la mejor manera posible.

En este rubro, el representante más popular es definitivamente Chat GPT, una IA de tipo generativo de aplicaciones generales. Pero también podemos destacar un contrincante menos generalista, pero no por eso menos efectivo: Cohesive (https://cohesive.so). A nivel visual, herramientas tan básicas como Canva (https://canva.com) hoy día incluyen asistentes de AI que nos ayudan en el trabajo.

También te puede interesar leer: ¿Nos puede la inteligencia artificial sin trabajo?

La gestión de la reputación en línea también puede beneficiarse de la Inteligencia Artificial. La IA puede monitorear constantemente las menciones de la marca personal en línea, identificar opiniones negativas o críticas constructivas y proporcionar recomendaciones sobre cómo responder de manera adecuada. Esto permite a los profesionales de la marca personal estar al tanto de lo que se dice sobre ellos, entender el sentimiento y abordar cualquier problema de manera rápida y eficiente.

Algunos representantes de este tipo de servicios incluyen a Leivy (https://levity.a) o Auris (https://genylabs.io). Y aunque la gran cantidad de beneficios que traen consigo las tecnologías de IA pudiera ser tentadora como para confiar ciegamente en ellas, es fundamental recordar que la IA no debe ser considerada como una solución completa y definitiva. La esencia humana y el toque personal son elementos indispensables en la construcción de una marca personal sólida.

Es importante utilizar los resultados generados por la IA como punto de partida para revisar y mejorar, pero siempre teniendo en cuenta la necesidad de agregar valor humano.
Especialmente, debemos tomar en cuenta que la creatividad, la empatía y la autenticidad son aspectos que definitivamente no pueden ser replicados por la IA. Y como profesionales, llamados a cuidar nuestra marca personal, debemos ser conscientes de esto y aprovechar la tecnología para potenciar nuestro trabajo, pero nunca para reemplazar nuestra propia participación en estos procesos.

También te puede interesar leer: La inteligencia artificial está revolucionando la educación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí