Junto a la libertad de expresión, la libertad de prensa ha sido reconocida como un derecho fundamental. En la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada en 1948 por la Organización de Naciones Unidas, se reconoce este derecho a todas las personas.

Ahora bien, ¿Suele este derecho ser atropellado por algún gobierno?

En el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dice que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Sin importar el lugar donde viva una persona o el sistema de gobierno que exista, el derecho a la libertad de prensa debe existir para proteger la democracia. La investigación, el libre fluir de ideas y el debate es importante para garantizar que todas las personas puedan participar de las decisiones que afectan sus vidas. Una prensa libre brinda información y opiniones que alimentan el debate público, mientras que fiscaliza a las entidades e individuos que afectan las condiciones de vida del País.

Podemos decir que se restringe la libertad de prensa cuando se impide el acceso a la
información pública o la entrada a actividades esenciales para la democracia, como sería
una sesión legislativa. También se impide la libertad de prensa cuando los periodistas
son perseguidos por las noticias que publican.

También puede interesarte leer: https://encuentrosinteractivos.do/contenido-de-calidad-y-diversidad-de-opiniones/

En el pasado año 2022, la SIP (la Sociedad Interamericana de Prensa), denunció el irrespeto que existe para el trabajo de los periodistas y de los medios de comunicación
en todo el continente Americano. El presidente de la sociedad, el señor Jorge Canahuati
señaló que los ataques a la libertad de prensa llegan desde dictadores, gobernantes
autoritarios, narcotraficantes y de funcionarios democráticos de la boca hacia afuera.

En todo el mundo, los profesionales que se dedican a informar a la nación, suelen ser cohibidos a la hora dar brindar la información, pero, ¿a qué se debe esto? a que muchas
veces no le conviene a los gobiernos o personas influyentes del área, que ciertas
informaciones salgan a la luz, para que la sociedad no proteste o no ganarse una mala
imagen.

Tratando de solucionar estos casos, En los últimos 40 años, el Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC) de la UNESCO se ha venido centrando en las cuestiones más urgentes relacionadas con el desarrollo de la comunicación en todo el mundo. El PIDC coadyuva a la seguridad de los periodistas, presta apoyo a la creación de medios informativos en los países que más los necesitan y, por último, impulsa la libertad de expresión y el acceso del público a la información.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí