Being part of a white collar environment

Al diseñar y poner dos proyectos en marcha: Diplomado de Imagen Profesional y la Escuela  Nacional de Empleos y Emprendedurismo, efectuamos una especie de auditoría de las necesidades básicas de la imagen profesional y de sus errores comunes y frecuentes. Es cuando decidimos que ambos, aunque dirigidos a ‘target’ diferentes, debían tener temas comunes a los cinco temas básicos en los cuales se encierra el 80% de los errores del profesional actual.

Pero antes de entrar en materia, me gustaría enunciar una definición de “imagen profesional”, según el libro “Imagología”, del maestro Víctor Gordoa, el cual la define como: “…la percepción que se tiene de una persona o institución por parte de sus grupos objetivos como consecuencia del desempeño de su actividad profesional”, y me gustaría añadir, incidiendo en su identidad y con el tiempo convirtiéndose en su reputación.

Indudablemente que esta percepción dependerá de los estímulos de comunicación que envíe la persona en cuestión, y por tal razón, determinamos que debíamos concentrar éstos entrenamientos en los siguientes temas: Imagen física, profesional, verbal y no verbal, y como elemento nuevo “imagen emocional”.

La imagen física no es más que la percepción que los grupos objetivos tienen de una persona, como consecuencia de su apariencia y de su lenguaje corporal, por tanto es de suma importancia que cuidemos y eduquemos nuestra apariencia física. ¿Educar la apariencia física?, sí, la apariencia física se educa, obteniendo los conocimientos necesarios para el cuidado de la misma, tales como: definición del estilo personal; estilo y presencia, componentes básicos de la imagen en el hombre y la mujer; normas de apariencia y vestuario profesional; códigos profesionales del vestir e identificar errores de imagen.

Errores muy comunes

Un alto porcentaje de ejecutivos y empresarios tienen errores, a veces, heredados de estilo y formas de vestir, en asuntos tan básicos como el uso de la vestimenta, y podemos citar algunos de ellos:

* Es frecuente ver altos ejecutivos con los bellos nasales saliendo de la  nariz, ¡horror!

* Guardar la pluma y otros accesorios en la bolsa o bolsillo de pecho de la camisa. Por favor use el bolsillo interior del saco.

* Camisa más oscura que el traje.

* Usar camisa con cuello desgastado o mal planchada.

* Usar camisa manga corta con traje o con corbata.

* Los caballeros pasaditos de peso deben evitar camisas a cuadros.

* Evite usar botas o botines con traje.

* Por favor, no sea usted de los que usan mocasines con traje oscuro. Cuando se portan códigos de autoridad se usan zapatos con agujetas o cordones.

* El zapato masculino fino tiene la suela delgada y ligeramente rebasada de las orillas.

* Con combinaciones informales se usa cualquier tipo de mocasines finos.

* El cinturón y el zapato deben ser del mismo color, nunca diferentes.

Expresión verbal o una correcta oratoria persuasiva

Pero la “Imagen Profesional” no se circunscribe a la forma correcta de vestir, tiene un fuerte componente comunicacional y es entonces donde la “Imagen Verbal” y su lenguaje corporal (Imagen no Verbal) entran en juego, si usted no maneja una adecuada forma de expresión verbal o una correcta oratoria persuasiva, muchos de sus posibles negocios pueden no haberse cerrado por tales razones y, peor aún, si no controla su lenguaje corporal: su rostro, sonrisa, manos u ojos, estarán diciendo lo que usted no quiere decir, esto así puesto que por lo regular expresamos más las ideas con nuestro lenguaje corporal, que con nuestro lenguaje verbal.

Se emiten más mensajes con los gestos que a través de las palabras, ¿controla usted su lenguaje corporal?

El otro aspecto importante de la imagen profesional son las reglas de cortesía y protocolares en negociaciones,  usted debe ser conocedor de las siguientes:

* El protocolo de las citas de negocios

* Visitas en la oficina

* Comidas de negocios

* Viajes de negocios

* Papelería personal y de la empresa

* El manejo eficiente de las juntas: el líder y el atendiente

* La etiqueta electrónica: correo electrónico, celular, buzón de voz y teléfono

* Regalos corporativos

El otro aspecto importante es la imagen emocional, el manejo de sus emociones en los negocios es de vital importancia. Cuántas veces hemos querido tirar al traste una negociación con un cliente por “su forma de ser” o por lo “difícil de tratar”, ahora más que nunca necesitamos reforzar nuestra inteligencia emocional, pues en tiempos de crisis es que suelen haber asperezas en los negocios y debemos estar preparado para manejarlas. ¿Está usted preparado?

Por las razones expuestas precedentemente, es de vital importancia que como ejecutivo y/o empresario inicie un proceso de refinamiento de su “Imagen Profesional”, vital para las realizaciones positivas de sus negociaciones y comportamiento social profesional.

Mariano Abreu, Consultor de Imagen Pública y Profesional Life Coach / Mabreu@marianoabreu.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí