Miguel Franjul.jpg

Miguel Franjul: “El pluriempleo no es pecaminoso y es resultado de bajos salarios”

“El pluriempleo no es pecaminoso y muchos tienen que buscar una segunda fuente de trabajo porque sus ingresos en el periodismo son muy precarios, por lo que es preferible que se emplee en otra cosa a que salga a vender noticias de su periódico”, fueron las palabras del director del periódico Listín Diario, Miguel Franjul, al retratar a realidad socioeconómica de los periodistas dominicanos.

De acuerdo a Franjul, la calidad de un periodista se mide en términos de su conocimiento y forma de escribir, ya que “comunicar es un sello y ese sello no se pierde, no importa que tengas tres empleos, si tú eres un buen albañil tú puedes trabajar por la mañana en un buen edificio y en la tarde en otro y vas a hacer un trabajo de calidad, porque tienes la calidad como sello”.

Para ilustrar lo que dice se refirió a don Rafael Herrera, quién era director del Listín Diarios y además era miembro de la Junta Monetaria; o don Germán Emilio Ornes que, siendo director de El Caribe, fue miembro del Consejo de Directores del Banco de Reservas, y nadie podrá decir que ellos no ejercían los mejores modelos de periodismo en República Dominicana.

Asegura que el pluriempleo es el resultado, más que nada, de los bajos niveles salariales que hay en los medios de comunicación, razón por la cual los periodistas deben hacer fuera de su empleo en un periódico u otro medio de comunicación algo que les produzca dinero.

Compromiso fundamental

El compromiso fundamental de un periodista es ceñirse a un ejercicio ético, con honradez profesional, pues asegura que es un oficio bastante importante que deja su huella dependiendo del grado de seriedad y objetividad con que se haga, pues “el comunicador está destinado a servir de interlocutor”.

Al referirse a la responsabilidad del periodista en su medio de comunicación, indica que debe hacer las mejores coberturas de las asignaturas que les ponen a su cargo, tomar iniciativas propias cuando se sientan atraídos por un tema, proponer la realización de un trabajo especial o de investigación

Afirma que los medios de comunicación en República Dominicana gozan de mucha credibilidad y aceptación, tal vez a eso se debe el hecho de que, en el país, el índice de respeto al trabajo del periodista y a la libertad de expresión es muy alto y reconocido en América Latina, contrario a otros países donde la intolerancia o los conflictos se llevan al nivel máximo.

Las diferencias del pasado

“El comunicador de cierta época, como la mía, vivía un momento en que la confrontación ideológica era predominante, en un país donde había amenazas a la liberta de prensa, un fervor revolucionario de la época que contagiaba a América Latina, entonces todo eso impactaba y marcaba el trabajo de uno. Ahora no, los tiempos han cambiado y el periodista va respondiendo a otras necesidades”.

Indica que el periodista tradicional es un paradigma, pues cuando la firma se conoce es respetable, mas, sin embargo, ahora en la comunicación hay mucha gente y todos sienten que pueden comunicar y de hecho lo hacen, pero asegura que el reto es “tener la capacidad y saber acreditarse dentro de esta oferta tan voluminosa que hay de comunicadores y esto se logra en base a las experiencias, competencias y conocimientos”.

La modernidad, explica Franjul, trae un reto tecnológico y el periodista debe adaptarse al cambio y entender, en el caso de los que tienen más tiempo en el oficio, que los nuevos vienen con ideas y técnicas nuevas, preparados en el área multimedia, capacitados para tomar fotografías, grabar, editar y reportar vídeos, “y todos debemos subirnos al tren o quedamos obsoletos”.

“Se están dando muchísimos cambios y ya los medios de comunicación tradicionales o impresos están haciendo sus acomodos para que esas tecnologías puedan ser asimiladas y aplicadas convenientemente. Con esta transferencia mutua, el periodista nuevo va envolviendo a los otros, los van encariñando y los viejitos, vamos a llamarlos así, se colocan en la onda, eso es lo que se está dando”.                         

Entre estudio y ejercicio

Para el director del Listín Diario, las universidades están haciendo su trabajo y las escuelas de Comunicación están en renovación,  modernizándose a nivel de estructura y oferta académica y agrega: “Nos hemos reunido con los decanos de las facultades y estuvimos de acuerdo en  iniciar un proceso de revisión de las materias, porque la educación de los periodistas modernos, ahora tiene que basarse en parámetros que no eran los de antes, más multimedia”.

Reconoce que estos centros tienen deficiencias teórico-prácticas y que está saliendo una nueva camada de profesionales que no tiene pasión por la lectura de los libros que enriquezcan su cultura y vocabulario.

Expresa: “En la actualidad, los medios de comunicación impresos que no pueden competir con la velocidad instantánea que tienen las noticias en internet, se ven obligados a fomentar y privilegiar el uso de otros géneros que no son muy usuales en las redes como la investigación, la crónica y los reportajes y aunque tenemos una generación, una audiencia, que trabaja con la velocidad, todo lo quiere saber rápido, sin darle muchas vueltas a las cosas, nos ha obligado a ir cambiando el estilo de comunicar y escribir, más simplificado”.

Considera que los medios deben invertir en la actualización y especialización de los periodistas, “de hecho, en el Listín estamos promoviendo talleres para ir formando los periodistas de la multimedia, no solamente con gente de fuera, sino con periodistas jóvenes de aquí”.

Aconseja a los periodistas de experiencia que se renueven, que se renueven constantemente y aprender a manejar las nuevas plataformas; mientras que a los nuevos les dice que no se olviden que la práctica del periodismo se valida en la medida en que el ejercicio se hace responsable, honesto y con seriedad. La línea es educarse, prepararse y volar alto y con proeza.         

Internet como herramienta

“En Internet, la humanidad ha encontrado la vía para globalizarse, entonces, si esa es la tendencia se debe hacer buen uso de esta herramienta tan potente y si hay que cambiar el modelo de las comunicaciones, que se cambie, pues las sociedades avanzan sin importar lo que queremos y te dejan atrás”.

Ante la pregunta de si el periódico va a desaparecer ante el internet, asegura que los periódicos todavía tienen muchas alternativas para seguir cumpliendo con su misión, tal vez las audiencias no sean tan millonarias como en las redes sociales por el alcance que tienen, pero tienen su audiencia. Afirma que el gran reto de estos es mejorar sus contenidos y hacer investigaciones que aporten conocimientos a la sociedad.

Detrás del escritorio

El director de un diario, cuenta Miguel Franjul, tiene que estar muy pendiente de los cambios y si no se puede adelantar a ellos, por lo menos acercarse, pues su responsabilidad es no dejar que el periódico perezca por no estar actualizado.

Agrega: “Debe ir caminando con los tiempos, pero sin ser muy reticente, conectarse con el futuro, abrirse para conocer cuáles son las tendencias en boga porque, en definitiva, debemos responderle a los lectores, a nuestra audiencia. Sí tenemos una audiencia que te está pidiendo una cosa y no se le das, ‘ahí te fuñíste’, pues somos el capitán que sale a navegar por los mares, podemos tener un pronóstico, una idea de hacia dónde vamos, pero en el camino podemos encontrarnos muchas sorpresas”.

Lady Reyes EN EL TERCER ANIVERSARIO DE ENCUENTROS.jpg

Lady Reyes

Directora y fundadora de la plataforma de conferencias Encuentros Interactivos.

Editora de las secciones Vida y Estilo y El Día y la Noche del periódico El Día.

Directora de la empresa LR Comunicaciones Interactivas.